Teme CMIC que obras para Ensenada se paren por veda electoral

Ensenada, Baja California.- Los integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de todo el País se reunirán del 21 al 23 de marzo en Guadalajara, Jalisco con los aspirantes a presidente de México para exigirles que pongan en función un programa que no frene la inversión pública durante los periodos de campañas. 

La comitiva de empresarios adheridos a la CMIC en Baja California estará encabezada por César Ramos, presidente de la CMIC en Ensenada, entregará a cada uno de los aspirantes un pliego petitorio para solicitarles que no frenen el desarrollo de obras tan importantes para la ciudad como son las Plantas Desaladoras, la Modernización Portuaria, el Proyecto del Ferrocarril, la ruta alterna El mirador- San Miguel, el Desarrollo de la ruta del vino, el Aeropuerto de Ojos Negros.

“Sin duda, son proyectos estratégicos que colocarán a nuestro municipio en condiciones óptimas de competitividad para el inversionista nacional e internacional”, indicó. 

De acuerdo a información recabada por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en relación a los planes de inversión del sector público, este año será un año atípico, pues la veda electoral obliga a invertir antes o después de la misma.

“El proceso electoral por si mismo genera cierta incertidumbre del sector privado, pues no hay nada asegurado en lo que respecta de que fuerza política dirigirá el rumbo del país en los próximos 6 años, ante este escenario esperamos una retracción de una parte de la inversión privada”, explicó. 

El empresario puntualizó que los proyectos que tiene Ensenada no pueden parar, ya que se debe tomar en consideración que estos proyectos no se ven realizables en un plazo inmediato, por eso es necesario que el Gobierno siga apostando a la infraestructura como motor de crecimiento para salir del proceso de desaceleración previsto para este año.

“Aún en un entorno donde la reducción de ingresos fiscales es una realidad, se deben de buscar la forma de mantener los recursos necesarios para estas inversiones, por que es el único camino para salir fortalecidos de la situación económica actual”, concluyó. 

“En caso de realizarse recortes presupuestales, estos deberán estar dirigidos mas a corte del gasto corriente, pero no en obras que tengan un impacto en el crecimiento del País, si bien nuestra industria reporta un despunte derivado de la inercia de los cierres de ejercicios de la obra publica, este resultado no refleja la realidad de franca recesión que se encuentran las empresas constructoras”, señaló. 

El empresario dijo que existen elementos preocupantes para el sector de la construcción en corto y mediano plazo, tales como la asignación de obra publica y privada a empresas foráneas al solicitar requisitos que las empresas locales no pueden cumplir. 

“Este tema es un tema de voluntad, los empresarios locales cuentan con os conocimientos y capacidades para realizar cualquier tipo de obra en el municipio”, expresó. 
César ramos dijo que actualmente gran parte de las obras se concentran en algunas empresas con precios muy severos que no permiten márgenes de capitalización.

También existe la falta de pago oportuno de los proyectos gubernamentales, la corrupción y la falta de transparencia en los procesos de adjudicación de las obras, males que continúan latentes en prácticamente todo país.

De manera simultánea existe inestabilidad y volatilidad externa que repercute en la depreciación acelerada del peso frente al dólar.

“La información con la que se cuenta indica que probablemente los siguientes años serán iguales o mas complicados para la economía y sobretodo para las empresas constructoras, por este motivo hacemos un llamado a las tres autoridades de gobierno para que consideren acciones inmediatas viables con el objeto de reactivar este importante sector industrial”, concluyó.

Compartelo