La torre que buscará ser un referente en Bosque Real

CIUDAD DE MÉXICO.- El despacho CRAFT Arquitectos presentó el pasado 9 de mayo el proyecto de la torre residencial Core 31, que con 126 metros de altura buscará ser la más alta y un referente en el desarrollo exclusivo Bosque Real, en Huixquilucan, Estado de México.

La propuesta se ubica en el Fraccionamiento La Cúspide, en un terreno de 5,500 metros cuadrados. La propuesta se caracteriza por un diseño esbelto y cilíndrico, que albergará 36 niveles y 31 departamentos de lujo en un área de construcción de 22,000 metros cuadrados.

El diseño aerodinámico responde al factor sísmico y al factor viento, y ofrecerá vistas privilegiadas de 360 grados de panorámica urbana desde cada departamento. Se podrá apreciar así la salida y la puesta del sol.

Además, la distribución de las dos terrazas con las que cada vivienda contará, genera una sensación de torsión del edificio y una percepción de movimiento continuo.

El nombre de Core 31, detalla el despacho en un comunciado, obedece al núcleo estructural, el cual abarca una proporción importante de cada planta con elevadores, vestíbulos, áreas húmedas y vestidores de recámaras secundarias.  

"Tenemos este núcleo que da la rigidez necesaria al conjunto, es una columna vertebral que brinda estabilidad y ancla el edificio, mientras que las columnas simplemente transmiten la carga vertical", comenta el arquitecto Alan Rahmane, director de CRAFT Arquitectos.

Para la fachada se utiliza concreto negro, vidrios insulados y cancelería con un buen desempeño energético.

"El color negro lo hemos tomado porque es la forma en la que se siente más desapercibida en el contexto inmediato, además de que es una tonalidad que contribuye al correcto envejecimiento de la obra", explica el arquitecto.

El complejo tendrá ludoteca, jardín, salón de adultos, salón de fiestas, spa y área de alberca. Además, el primer departamento en sentido ascendente disfrutará de un jardín exclusivo de aproximadamente 1,000 metros cuadrados.

El penthouse contará con los dos niveles superiores de la torre y más de 750 metros cuadrados de espacio.

La torre se desplanta además con mayor separación de otros complejos y con un espacio que ofrece gran amplitud. "Son privilegios que ya no se pueden ofrecer en el centro de la Ciudad de México, por ejemplo", dice Rahmane. 

Se estima que la construcción finalice en 2020.


Compartelo