Más edificios compiten por ser el mayor rascacielos de la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO.- Hasta hace una década, cualquier edificio de gran altura que se construyera en la Ciudad de México se convertía en un icono en su corredor por su diseño o arquitectura.

Hoy, tras el boom de corredores como Reforma o Insurgentes, la situación es distinta, y nuevas zonas de la ciudad compiten por tener el edificio más alto.

El primer edificio de gran altura en la capital fue la Torre Latinoamericana, con 182 metros de altura distribuidos en 45 niveles, se construyó en 1956. Pasó mucho tiempo, hasta hace poco más de 15 años, para que un nuevo ícono llegara a la ciudad, con la Torre Mayor en Paseo de la Reforma, de 225 metros de altura.

El trono de Torre Mayor le fue arrebatado más tarde por Torre Reforma, con 246 metros, y Torre Bancomer, con 235 metros.

"Tener la torre más alta es un tema de ego (empresarial), de tener un terreno grande y de hacer un proyecto eficiente que sea rentable. Esta idea de hacer la torre más alta depende de si se hace en un terreno eficiente, pero todo esto resulta caro y se refleja en el precio de las rentas", explicó Héctor Klerian, director internacional de JLL México.

La competencia ahora vendrá de la mano de estas tres torres con alturas similares e incluso superiores a las de estos gigantes.

Torre Mítikah

El proyecto de Mítikah, desarrollo de Fibra Uno, será de usos mixtos con cinco edificios, entre los cuales habrá una torre residencial con más de 267 metros de altura, lo que la convertirá en la más alta de la capital.

El proyecto, a diferencia de otros de gran magnitud y altura en la ciudad, estará en la zona de Xoco en Coyoacán.

La torre residencial ya tiene una comercialización de 64% del total. De acuerdo con datos de Fibra Uno, el metro cuadrado residencial se comercializa en 65,000 pesos.

Reforma 432

En Paseo de la Reforma, en una de las esquinas más cotizadas de la ciudad, junto a la Glorieta de la Diana, Abilia construirá una torre de 57 niveles con aproximadamente 265 metros de altura, lo que la convertirá en el nuevo gigante de la avenida.

El proyecto está ubicado en la esquina de Reforma y Sevilla, y será una torre de usos mixtos diseñada por Foster & Partners. El edificio, propiedad de la mayor empresaria de México, María Asunción Aramburuzabala, contará con 85,000 metros cuadrados de oficinas y 6,000 de uso comercial.

Chapultepec Uno

Este proyecto, que ejecuta Taller G, será la segunda torre más alta en la zona que va de la Glorieta de La Diana a Chapultepec, sobre Reforma, con 242 metros de altura distribuidos en 59 niveles.

Se trata de un desarrollo de usos mixtos, construido a un costado de Torre Mayor y frente a Torre Bancomer. Tendrá 20 niveles de oficinas, otros ocho destinados al hotel Ritz Carlton de la Ciudad de México y siete más para residencias.

La torre prevé iniciar operaciones el próximo año y entre sus inversionistas están Arquitectoma y Thor Urbana, en la parte hotelera.


Compartelo